Aquiles Chávez define el concepto de su restaurante Braco como «comida comfortable, comida rica, comida monchosa», todo ello unido por el uso de la brasa y el comal (de ahí su nombre) y eso fue justamente lo que encontramos ahora que fuimos a probar algunos de los platillos que más nos llamaron la atención.

Empezamos el agasajo con el Fideo Seco con Chicharrón de la Ramos que además viene con sofrito de chorizo toluqueño. Cada bocado es una verdadera gozada:

Braco - Fideo Seco con Chicharrón de la Ramos

Continuamos el viaje gastronómico con un homenaje a Oaxaca, una tlayuda con brisket rematada con chapulines, rábano y guacamole:

Tlayuda de brisket

Los homenajes no pararon ahí y el siguiente plato fue uno de los clásicos de la costa de Guerrero: un pescado a la talla cocinado a las brasas con el toque especial del chef. Viene acompañado de tortillas gorditas y frijoles para hacer unos tacos al estilo Barra Vieja.

Aquiles Chávez con el pescado a la talla de Braco

La gozadera siguió con una picanha jugosa y suave, en un perfecto término medio que le permite conservar todo el sabor. El pollito de leche también es memorable.

Picaña y Pollito de Leche

La papa al horno es el platillo más atascado de todo el menú, viene con una buena porción de tocino, crema y queso

Papa al Horno

Para cerrar de buena forma les recomendamos el Pastel de Chocolate de Tabasco:

O el Pastel de Tres Leches:

Braco ofrece comida rica y sin complicaciones con el gran sabor que aporta el carbón a la mayoría de sus platillos.

Síganlos para estar al pendiente de todas las novedades, acá les dejamos su Instagram y página de Facebook.