Waze marcó que habíamos llegado a nuestro destino, sin embargo, lo único que veíamos era un We Love Burgers. Caminamos unos metros hacia un lado, hacia el otro y nada. Fue hasta que alguien vio nuestra cara de confusión se apiadó de nosotros y nos dijo: «Al fondo hay unas escaleras y ahí llegan a Terraza Fortuna». Subimos e inmediatamente sentimos que estábamos fuera de la ciudad, en algún bar del trópico lejos del caos capitalino.

Empezamos con un México Tropical, un coctel preparado con mezcal Bruxo No. 1, puré de fresa, jugo de piña y un poco de cerveza, ideal para una tarde calurosa.

Terraza Fortuna

La oferta gastrónomica de Terraza Fortuna es muy interesante, gran parte de sus platillos se basan en pescados y mariscos, como salmón, atún, camarones y langosta, pero su carta también incluye tuétano, cortes de carne y tacos. Nosotros nos decidimos a empezar con el Tuna and Frites: una tártara de atún con puré de aguacate acompañado de papas a la francesa con aceite de trufa.

De segundo tiempo pedimos el Lobster Roll preparado con mayonesa de la casa. Nos gustó mucho que trae pedazos de langosta grandes (en lugar de picados como lo hacen muchos) lo cual permite apreciar más el sabor y la textura de éste crustáceo.

Cerramos con los Tacos de Rib Eye y Tuétano que vienen en orden de 4 con un hueso al centro para extraer el tuétano y ponérselo a los tacos al gusto, el guacamole a la mexicana completa la experiencia creando un gran taco. Así se ve uno de los que nos preparamos nosotros:

View this post on Instagram

 

A post shared by Comidistas (@comidistasmx) on

Ya sea para un date o unos tragos con amigos, Terraza Fortuna es una gran opción. En la parte de atrás tienen un speakeasy llamado Felicha que sirve tragos clásicos y a veces tienen degustaciones. Pueden tener más información sobre ellos en sus cuentas de Facebook o Instagram.